Programa

PROGRAMA

Programa Completo
Versión Español
English Version
Le version Francaise


TEJIENDO PUENTES ENTRE EDUCADORES.

Estimados colegas, compañeros y

Miembros de la AIEP

Educadores que asisten por primera ocasión,

Estudiantes, defensores de derechos humanos y participantes

Estimados amigos y amigas,

Bienvenid@s,


En nombre de la Asociación Internacional de Educadores para la Paz de América Latina les doy la más cordial bienvenida a la VII Conferencia Mundial de la AIEP que tiene lugar en esta ciudad de Acapulco, Guerrero, en México del 20 al 24 de julio de este año. Es un momento muy importante para todos nosotros dado que por primera ocasión la AIEP realiza una Conferencia Mundial en América Latina. Estamos muy contentos con su entusiasmo y su respuesta. Deseamos que encuentren respuestas a sus inquietudes, a sus expectativas y que juntos podamos construir muchos puentes que permitan consolidar nuestro movimiento.

Pueden encontrar el programa e información de la conferencia, así como sus primeros productos en el sitio de la Academia Mexicana de Derechos Humanos: www.amdh.com.mx institución que asume la Coordinación general de esta Conferencia junto con la Coordinación de Acapulco, bajo la responsabilidad de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

En efecto, esta Conferencia es posible gracias al apoyo de diversas instituciones, nacionales e internacionales como la UNESCO y al trabajo conjunto de las instituciones convocantes, así como instituciones nacionales y estatales que nos han apoyado.

Se ha dicho que "los derechos humanos son un tema muy viejo, pero desde 1948 constituye un gran tema". Hoy podemos decir que son el imperativo ético del siglo XXI y un tema prioritario en el planeta. Sin embargo, esto no le han impedido sufrir graves ataques. Nunca como en el presente, los avances de una ética política del siglo XX están siendo cuestionados en el proceso de globalización que conocemos con una potencia que refleja una hegemonía mundial que pretende imponer con el poder de la fuerza la arbitrariedad del pensamiento único. Incluso, justificar graves violaciones de lesa humanidad. Parece que asistimos a una "contra-educación" y al espectáculo denigrante de "guerras preventivas" y de barbaries.

La noción de estado-nación en la que se construyen las bases de la doctrina liberal de los derechos humanos ha cambiado, asistimos no solo al debilitamiento del estado-nación sino al fortalecimiento del mercado trasnacional y de actores financieros que a través de empresas o alianzas multinacionales y consorcios económicos definen políticas económicas que inciden en todo el planeta. El credo liberal, signo del pensamiento único se consolida ante nuevos e inciertos escenarios en el marco de la globalización económica y política.

Hoy ante nuevos contextos y grandes transformaciones de la ciencia y la tecnología, la ingeniería médica, fenómenos como las migraciones mundiales y desplazamientos de grandes núcleos de la población, aumento de la pobreza a nivel mundial y extrema pobreza en el tercer mundo, aparición de nuevas formas de esclavitud, agudización del terrorismo y el narcotráfico, permanencia e intensificación de los conflictos interétnicos y de la hegemonía política de un país ante bloques políticos en construcción en las configuraciones geopolíticas actuales, entre otros grandes desafíos que enfrenta el mundo en la actualidad, surgen también nuevos retos y grandes desafíos para los educadores para la paz y los derechos humanos.

En estos momentos es importante recordar la Conferencia Mundial de Viena de Derechos Humanos de 1993, donde se reafirman aspectos muy importantes como la indivisibilidad de dichos derechos y su articulación con la democracia y el desarrollo. Consideramos que dichos aspectos deben también vincularse a un elemento esencial que es, la paz.

Consideramos que educar en derechos humanos en América Latina significa educar para el ejercicio de los derechos y educar para la paz. En muchas ocasiones, esto implica re-escribir permanentemente la historia de los derechos humanos, a partir de la visión de los oprimidos, de los que nunca aprendieron a escribir, pero que fueron "alfabetizados en derechos humanos" por haber vivido en carne propia la violación de sus derechos y haber tomado conciencia de esta práctica educativa para luchar contra la impunidad y por un estado de derecho.

Si la educación para la paz y en derechos humanos tiene algún sentido en América Latina, es el de ser una herramienta que permita mejorar las condiciones de la población en situación de vulnerabilidad y de exclusión y tiene validez real cuando permite ser un medio para consolidar una cultura democrática y el ejercicio pleno de todos los derechos para todos y la consolidación del Estado de derecho.

En este marco, podemos afirmar, que hoy la educación para los derechos humanos y la paz es todavía una asignatura pendiente en México y en América Latina. Nos corresponde resistir los embates de la globalización así como desenmascarar los mensajes distorsionados de una guerra preventiva, luchar contra el pensamiento único y crear una gran sinergia por la paz y los derechos humanos. Decir "NO a la guerra" y "NO en nuestro nombre". Nos enfrentamos, no cabe duda a múltiples retos, a lo que llama Rodolfo Stavenhagen en su conferencia magistral de este evento "La crisis de los derechos humanos", en un marco en que como dice a Felipe González, podemos decir que "el futuro ya no es lo que era".

Nos encontramos entonces ante la necesidad de globalizar la solidaridad, desarrollar proyectos alternativos, imaginar nuevas alianzas, favorecer nuevas formas de resistencia, garantizar efectivamente nuevas propuestas de una democracia internacional, el desarrollo sostenible, la paz y concebir desde la óptica de la sociedad civil los derechos humanos del siglo XXI.

Hoy, esta Conferencia tiene como acción de solidaridad el elevar nuestra voz contra los homicidios y la impunidad en ciudad Juárez, Chihuahua, sin dejar de pensar en otros lugares como Guatemala donde este fenómeno aparece también.

Los educadores para la paz y los derechos humanos en Acapulco nos unimos a la voz de los familiares y amigos de las mujeres asesinadas y decimos: ¡No, ni una muerta más!

Los invitamos a conjuntar nuestras voces y esfuerzos en una gran sinergia de actores y actrices de la sociedad civil a favor de la paz y de los derechos humanos.

Intercambiar, evaluar, discutir, crear, cuestionar, imaginar, sumar, reproducir, proponer, convencer, problematizar, criticar, revisar, cuestionar, articular, avanzar, producir, construir, sembrar y cultivar, son los verbos que deseamos conjugar con nuestro trabajo, experiencias, sueños y esperanzas, desde diversos horizontes y desde diversos países de América Latina, pero tejiendo puentes con todos los continentes del mundo, porque tenemos el objetivo común, de coadyuvar desde nuestros espacios educativos a un mundo mejor y más justo.




1Gloria Ramírez. Presidenta de la Asociación Internacional de Educadores para la Paz por América Latina
Contacto: aiepconferenciamexico2004@yahoo.com.mx

______________________________________________________________________________________________
Coordinadora de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la Universidad Nacional Autónoma de México y Presidenta de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.






______________________________________________________________________________________________
*La Imagen utilizada para la VII Conferencia Mundial de la Asociación Internacional de Educadores para la Paz es: "La Paloma de la Paz" de Diego Rivera, 1955, La Jicara 42.5cm diámetro, Colección Museo Dolores Olmedo.